martes, 15 de junio de 2010

The responsibility, un poema de Peter Appleton

¿Qué fue del amor? ¿Qué fue del corazón? Palabras grandes que
fueron vaciándose de contenido y perdiendo fuerza por el abuso
que se hizo de ellas. Pero no fueron las únicas. Ahora es elturno
de responsabilidad. Fijaos cuántas veces se dice en los medios
(a mí la palabra me gusta, por eso será que me doy cuenta...)
Tropecé con este poema, que habla de depurar responsabilidades,
hace más de media vida y me llamó la atención. Es sencillo y sólo
lo he traducido por si necesitabais ayuda con alguna palabra.Si
lo podéis leer en dos columnas, es por gentileza de Chucho. ¡Gracias!
Si no podéis, es que me falta darle una vuelta. Ya lo arreglaré.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
The Responsibility
by Peter Appleton

I am the man who gives the word,]
If it should come, to use the Bomb.]

I am the man who spreads the word]
From him to them if it should come.]
I am the man who gets the word
From him who spreads the word from him.]

I am the man who drops the Bomb]
If ordered by the one who's heard]
From him who merely spreads the word]
The first one gives if it should come.]

I am the man who loads the Bomb]
That he must drop should orders come]
From him who gets the word passed on]
By one who waits to hear from him.]

I am the man who makes the Bomb]
That he must load for him to drop

If told by one who gets the word

From one who passes it from him.


I am the man who fills the till,

Who pays the tax, who foots the bill]
That guarantees the Bomb he makes]
For him to load for him to drop

If orders come from one who gets]
The word passed on to him by one]
Who waits to hear it from the man]
Who gives the word to use the Bomb.]

I am the man behind it all;

I am the one responsible.
La Responsabilidad
por Peter Appleton

Yo soy el hombre que da la orden,]
llegado el caso, de usar la Bomba.]

Yo soy el hombre que transmite la orden]
de él a ellos llegado el caso.
Yo soy el hombre que recibe la orden]
del que transmite la orden de él.


Yo soy el hombre que tira la Bomba]
si me lo ordena el que se la ha escuchado]
a aquél que sólo transmite la orden]
que el primero da, llegado el caso.]

Yo soy el hombre que carga la Bomba]
que él debe tirar si llegaran las órdenes]
de aquél que las recibe transmitidas]
por uno que espera a oírlas de él.]

Yo soy el hombre que fabrica la Bomba]
que él debe cargar para que el otro la deje caer]

si se lo dice uno al que le llega la orden]
de otro que la comunica de parte de él.]


Yo soy el hombre que llena la caja,]
el que paga el impuesto, el que paga la cuenta]
que garantiza la Bomba que él hace]
para que el otro la cargue, para que el otro la deje caer]
si llegan órdenes de uno al que le llega]
la orden transmitida por uno

que espera a oírsela al hombre

que da la orden para usar la Bomba.]

Yo soy el hombre que está detrás de todo;]
yo soy el responsable.


5 comentarios:

Delgaducho dijo...

Hostia! es brutal...

chucho dijo...

¡Buenísimo!

Me ha recordado algo que observo últimamente en la oficina, nadie asume nada, todas las frases son impersonales: Se han enviado un correo, Se ha llamado a fulano, Se ha presentado un informe... La información se vuelve tan vaga que se quitan las ganas de buscar al responsable de la eventual cagada.

(¡Ha quedado perfecto!)

Cable Hogue dijo...

Me gustado el poema, y el comentario de @chucho me parece muy acertado. Falta alguien que tome responsabilidades, parece que estamos en una época impersonal, con líderes flojos y personas propensas a poner un a- delante de sí mismas, ¿desde cuándo ser apolítico es una virtud? Más bien es un absurdo, una contradicción, y hoy en día cada vez lo hoy más como una característica positiva que las personas dicen de sí mismas.

Más que el poema en sí, me ha gustado todo la reflexión que hace explotar. Gracias por compartirlo.

La cónica dijo...

Después de veinte años de haberlo leído me reconozco: se me queda la misma cara (la de hostia! es brutal... que dices, Delgaducho). A mí que me gustan los juegos de palabras, me enredo en seguida a tirar del hilo un poco más, un poco más... y este texto me despierta la conciencia como una bomba. Esa es la reflexión que dices que hace explotar, supongo, Cable. Es cómodo dejarse llevar, olvidarse de uno mismo como sujeto que decide, cuya decisión cambia el rumbo del barco.

Habla Chucho de las acciones impersonales. Es eso, justamente, lo que vengo notando. Despersonalizamos la vida. Personalmente, he decidido tomar cartas en el asunto. En los asuntos. En los que me conciernen, por insignificantes que parezcan. Los que me limitan de algún modo, cuando digo: yo es que esto no puedo, yo es que esto no sé. Yo es que soy así. Ya sé que no voy a cambiar el mundo yo, pero mi mundo sí que cambia, y depende de forma directa de mi intervención. Supongo que lo sé desde siempre, pero ahora estoy más sensible a la idea de que mi vida es mi responsabilidad. No sólo respirar, ni latir, sino lo que pasa con ella. Hago pequeños cambios en lo que no me gusta, en lo que solo depende de mí y la cosa funciona. Aunque no son sólo los resultados los que me animan, sino también el hecho de no dejarme arrastar...

Tenemos a mano una varita que no es mágica. Pero si te lo trabajas, siempre puedes cambiar algunas cosas. Esto alimenta la idea de que vivimos una vida con posibilidades reales de mejora....

gracias, chicos, por venir y dejar vuestros comentarios.

Clara dijo...

Al principio estaba demasiado impresionada para contestar, ahora me siento capaz de decir que esto me ha recordado a Thoreau(http://en.wikipedia.org/wiki/Henry_David_Thoreau) cuando no pagaba impuestos por la guerra de EEUU contra México y le encarcelaron. El amigo que le visitó le preguntó "qué haces ahí dnetro". Él respondió "¿Qué haces tú ahí fuera?"