lunes, 16 de diciembre de 2013

Vencedores

Quizás mañana explote un autobús
o no haya qué comer
o este dolor que nos revienta el alma
se haga insoportable.

Pero hoy, caballeros,
hoy, señoras
-              -     por el momento      -
 hemos burlado - ¡viva!-
 al enemigo.
 Un día de resistencia
es otra victoria.

Descansen, pues.
Escondan bien los monstruos
en el cajón  o  bien bajo la alfombra.
Hemos ganado la noche.
Duerman tranquilos.

Terminada la arenga, Napoleón
regresó a su lugar tranquilamente.
El celador distribuyó, una noche más,

la medicación entre la audiencia.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Al hilo de una propuesta de microrrelato de la SER, una idea con renglones cortados y fuera de plazo.