domingo, 13 de junio de 2010

Dios (su vida laboral)

Si vino alguna vez,
vivió aquí sin permiso,
no obtuvo residencia,
estuvo sin papeles.

Si encontró algún trabajo,
aunque fuera creativo,
contrato de seis días
y después a la calle.

Sin indemnización.
Deportado al Edén.

A Dios ya no lo busques
que ya se ha retirado
montó negocio propio
en su propio jardín.

También a él le sobraron
obreros en el Cielo.
También él los echó
de muy mala manera.

Pregúntale a Luzbel,
el que está en el Retiro.
Invítale a unas cañas
tírale de la lengua.

Él te contará historias
si es que tú tienes tiempo
de unas negociaciones
que no acabaron bien.

De batallas perdidas
de revueltas sangrientas
de expulsión, de derrota
si las quieres saber.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Da para currárselo un poquito, la vida laboral de Dios. Me dio pie José Zúñiga con su entrada Dios y yo. Escribí todo seguido, pero lo noto en borrador. Como la reforma laboral, aún. Y no tengo tiempo para más...

9 comentarios:

Cable Hogue dijo...

Me ha hecho pensar en Dios pasándolas putas, y nunca lo había visto desde ese punto de vista :)

La cónica dijo...

Aquí no va a trabajar en condiciones (dignas) ni Dios...

dicen que no se lo curró bien, que hizo el mundo para alquilar y no sé que más cosas, pero si el plazo fue 6 días lo sobreexplotaron... y habría que ver lo que le pagaron...

una vida lo que un sol dijo...

y Dios se encarnó y se hizo hombre, reza la tradición cristiana..

besos y besos!

La cónica dijo...

no quise poner el dedo en la llaga...

a mí me parece increíble, pero dice la leyenda que para volver al curro tuvo que bajar de categoría profesional "voluntariamente", de dios verdadero a hombre común. algún compañero le quería reconocer la categoría de dios y tal, pero él prefería pasar desapercibido, porque esos episodios siempre daban problemas con los jefes. algún compañero quería que lo hicieran fijo y que lo ascendieran, y que los pusieran a su cargo, pero él tenía 3 años pactados y cumplió el contrato (bastante abusivo) por no dejar mal a su padre. los compañeros igual habrían montado protesta, pero no les contó nunca del todo las cláusulas del contrato, les dejaba caer alguna cosa y eso, pero cuando se quisieron dar cuenta, ya se lo habían cargado... y al final dicen que se tuvo que acabar yendo con el padre porque por aquí no había manera...

luego sí que se organizaron, los compañeros, y fueron afiliando a la gente en su sindicato y tal, al principio eran más asamblearios, pero luego, lo que pasa, se fue corrompiendo la organización, había demasiados liberados,... en fin, un belén, ya te lo cuento otro día...


un beso, Una.

Jose Zúñiga dijo...

Lo leí en mi página (gracias por el regalo) y me encantó. Ahora me vuelve a sonar muy requetebien.

Clara dijo...

Me parece glorioso...

La cónica dijo...

es un canteo, Clara. creo que en la misma línea se puede escribir algo más divertido, más fino... hay que aprovechar el don de lenguas :P , o no, ya veremos...

un beso.

Ex-compi dijo...

También Dios descansó, creo que el séptimo día. He hay que él se preocupo de crear y cuando creo a Adán y Eva, se tiro todo el tiempo poniendo normas, sencillas, pero castigables, de tal suerte que los echo del Paraiso, y aquí empezó la promera crisis de la humananidad, sólo por no hacer lo que decía.
Vaya patronal.

La cónica dijo...

yo no creo que sea el dueño. como mucho, el gerente, el jefe de proyecto, el jefe de personal, qué sé yo.

en cualquier caso, creo que se equivocó de plano, si la cosa es como la cuentan. a mi modo de ver lo mejor es trabajar en equipo, pero le pasó lo típico... te cargas todo el peso del proyecto, le echas un montón de horas y al final contratas dos becarios, que por mucho que los hayas formado tú de la nada y por mucho que los alientes, no llevan en el proyecto ni dos días, y te quieres pillar no ya vacaciones, sino excedencia.

el sistema es perfecto, porque lo has hecho tú, que eres perfecto, los tipos están bien formados y les dejas post-it por todas partes de buen rollo: que si esto no se come, que si ponle nombre a esto otro, qu esi el sistema es a prueba de fallos... y claro, se cuelga el sistema y el puro se lo llevan los becarios... lo típico. si les pensabas dar responsabilidad en el proyecto, haberles hecho participar desde el principio, digo yo. pero no. cuando ves que la cosa peta, te mosqueas, pasas del proyecto, les plantas un manual infumable las alarmas de error en el sistema saltan a cada momento, numeradas del 1 al 10, imposibles de interpretar, porque lo único claro en el mensaje de alarma es que la culpa es del becario por abrir la boca, por darle a un botón, por comerse la manzana o por pensar... en serio, hay mensajes de error que te dicen eso, que por pensar la has cagado... que digo yo: podía haberlo echado a andar en modo prueba de fallos o cogerse las vacaciones después de la puesta en marcha, como todo el mundo...

y que por muy buena voluntad que le eche la plantilla, no vale de nada. el proyecto sólo funciona bajo la voluntad de dios... en fin, que como trabajo creativo no me parece mal, pero como jefe de proyecto es muy poco razonable, así no se trata a la gente que tienes a tu cargo...se lucieron en recursos humanos. o divinos, lo que sea.

yo creo que es un bulo, lo de que el tipo levantó el mundo de la nada, pero aunque no lo fuera, prefiero currar en la construcción del mundo con otra gente que está haciendo cosas muy interesantes, o hasta montármelo por mi cuenta, francamente, aunque sólo acierte a tirarle piedras a la luna...

(en fin, que me dais la mano, y yo hasta el codo...)