martes, 13 de marzo de 2012

Contra el silencio

Mude tu boca.
Mude su forma.
Ábrase.
Y brote el aire
impulsado por el diafragma.

Cobren sentido
-por un momento-
las palabras pensadas.

Suene tu voz.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Solución a un problema en 5 líneas.