martes, 27 de julio de 2010

Volver

El cielo en su silencio rojo.

El molino amarrado, quieto

y la luna llena en el horizonte.


Hoy he vuelto a la tierra de mi padre

que es tu tierra.


He cavado en la tumba del tiempo.

No he encontrado ninguna calavera

ni un hueso que roer sollozando,

sólo la tierra limpia y nada más.

No hubo muertos. Quizá es que no los hubo.


Para que nunca más despierten

he mecido la cuna de los sueños,

de los malos sueños, suavemente

hasta topar por fin con la evidencia

de que estaba vacía.


Al tañido loco de las campanas

el pequeño rebaño que aún queda

-el cencerro colgando del cuello-

se ha perdido llegando a la entrada

de un templo secular.


He vuelto a la tierra de mi padre

que es la tierra de mi madre, que es mi tierra

y por primera vez en muchos años

he podido escrutar el silencio,
mirar atrás sin cerrar los ojos,
aceptar sin resignación
que el tiempo aquí pasa muy despacio
comprobando, eso sí, con cierto alivio,
que aunque pase despacio, sí que pasa.

sábado, 10 de julio de 2010

Agujeros

Me rondan la cabeza
brillos oscuros que la perforan.

Escarabajos
de toda edad y toda condición.

Yo los acuno tardes y noches
y los despierto por la mañana.
Se balancean.
Se oyen inquietas las patas pulular.
Fabrican toboganes. Empujan
bolas de masa gris por cada rampa.
Hilvanan huecos.
Entre los túneles incandescentes
vuelan luciérnagas. La luz es mágica.

Lo miro a él. Lo encuadro de perfil.
Un halo dulce envuelve su boca,
su nariz recortada, el mentón singular.
Sus manos rompen -creo- la noche negra.

El hombre que podría trenzarme el pelo,
pintar un estor chino, llevar un autobús
se desvanece.

Se apagan las luciérnagas.
Se esconde su voz.
Se deshace entre la muchedumbre
de hombres sin rostro como una sombra.
Como otra sombra más.

Despierto dulcemente a mis escarabajos.
Se afanan por cavar a centenares
mandíbulas que mascan
agujeros sin fondo en el deseo
agujeros sin fondo en la memoria.

Ya ni la memoria ni el deseo
sabrán dónde, por qué ni cuándo
quién los habitó, ni de qué manera.

jueves, 8 de julio de 2010

Libros cartoneros: Librería La mar de letras C/Santiago 18 Madrid, 19h30



Cartonerita Niñabonita presents: libros cartoneros esta tarde en la librería La mar de letras, preciosa. Son libros hechos de materiales reciclables, un proyecto importado directamente del Uruguay y de la Argentina, desde La Propia Cartonera y Eloísa Cartonera. Arte, poesía, ecología, libros de "todo a cien", preciosos y proyecto social estupendo... si tenéis oportunidad, no os lo perdáis. 19h30 C/ Santiago, 18. Madrid, con David Giménez, editor, bienhechor, trabajador incansable y amante de la poesía.

_________________________________________________________________
Foto de Francisco J. Velázquez

miércoles, 7 de julio de 2010

Hoy a las 20h, Mangueras rojas y azules en Madrid

Estaremos en Entredós, en su local de C/ Marqués Viudo de Pontejos, 4. Madrid. El recital estará al cuidado de María García Zambrano, que estuvo en la presentación de Fuenlabrada y propuso a Entredós que nos invitaran. Y a su vera, Cecilia Sainte-Naïve, que ha hecho selección y prólogo del libro, David Giménez "Congé", editor de Libros del(a) Imperdible, y Pilar Jiménez "Conjota", que viene siendo La cónica hace años ya por esta casa.

Merece la pena venir.

· Por ver nuestro librito multicolor y transoceánico, con las palabras trenzadas en poemas de distintas cadencias, de distintos acentos.
· Por disfrutar la hospitalidad de Entredós: una asociación que demuestra "andando", que si hay un proyecto y unas cuantas voluntades, la realidad supera a veces la imaginación.
· Por conocer a David Giménez Congé, ejemplar único en su especie que también suele llevar a cabo sus proyectos saltando sin paracaídas. Podría parecer un personaje, pero es una persona de la cabeza a los pies.
· Por escuchar a Cecilia Sainte-Naïve, seleccionadora de poemas a la sazón, excepcional leyendo, escribiendo y sospecho que también cantando. Igual salgo mañana de dudas.
· Por dejarse cuidar por María G. Zambrano, infinita paciencia, permanente sonrisa, (hasta en el cansancio), que estará al cuidado de todo y que se fía de los pequeños cronopios. Y que, además, escribe. Poemas. Muy bien.
· Porque La cónica lee mejor que escribe. Quien me conoce, lo sabe.
· Porque la versión "entre dos" del poema de Magalí Jorajuría está muy bien. Entre tres ya es el acabóse, pero esta vez nos faltará el chelista.
· Por tomarnos una caña después, claro.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Sí, sí. Hoy. Lo he dicho por Facebook, he enviado correos electrónicos, pero aquí no lo había puesto. Coincide con la semifinal del Mundial en la que participa España, pero yo creo que el calendario de Entredós está puesto antes que el de la FIFA. Igual no, pero tampoco está hecho a propósito.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Como La cónica que soy, soy mujer de poca palabra. En la fiebre de la presentación de Fuenla dije que subiría algunas fotos. Subo unas cuantas y queden como recuerdo. Todas son de Francisco J. Velázquez, mirada atenta. Yo estoy en la tercera y en la cuarta. Y en la sexta, a lo lejos.







domingo, 4 de julio de 2010

Valgo yo más que todas las banderas

La traición duerme en mi lado de la cama
se viste con mi piel, tiene mi voz
camina lentamente por mis venas
ataca a oscuras, muerde la raíz.

Tantas veces me he pasado al enemigo
tantas veces he quemado la bandera
o le he puesto los colores al revés
que aprendí
que se viven muchas vidas
que se muere muchas veces
que se cambia la trinchera y la memoria.

Que cruzarse de bando, en ocasiones
es la única forma de lealtad
que se puede tener hacia uno mismo.

jueves, 1 de julio de 2010

El fútbol no es excusa

Que gritemos gol si España marca
que se oiga a coro en cada esquina
no es sólo un clamor de vulvucela
no es solamente un ruido de fondo.

Nada impide alimentar un sueño
nada impide achicar los espacios
imprimir en la mente una estrategia
creer en lo imposible
cambiar el clima de resignación
evitar sobre todo que la crisis
sea la gran ocasión del contrario,
que vaya y nos la cuele por la escuadra.
Concentración. Defensa, compañeros.

Que calentemos el partido al unísono
que gritemos gol con todo el cuerpo
dice sólo que sabemos gritar.

Aquí también, como ocurre en el fútbol,
la posibilidad de victoria es remota,
pero existe.