viernes, 15 de octubre de 2010

Luna de verano

Yo he venido aquí a pedir la luna.
Llena, descomunal, anaranjada
sobre la orilla de dos continentes.
La luna, por favor.

Vengo a hacer memoria del trípode
temblando en la cornisa
memoria de ti que capturabas
incluso la llamada que se oía
desde cada alminar de la ciudad.

Vengo a renegar del destino.
Vengo a maldecir la herida
por si esta vez no deja cicatriz.

No encuentro en las palabras inquietud.
Revuelvo en la memoria de la piel
y no guarda registro de tus huellas.

La luna y el insomnio
las miradas en ruinas
el vacío que queda en el estómago
y las islas doradas, las murallas oscuras
son jornadas de un viaje de verano.

Son lugares donde no volveré
que habitan ya el recuerdo con ternura.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Silenciador

todos somos Marilyn. todos. nos rellenamos los huecos de trapo. unos más, otros menos. de carne y piel, de huesos, de ideas, de deseo somos, dijo el poeta, pero también de trapo. rellenamos las horas y los días a presión. abotargamos el cerebro con tareas rutinarias o ridículas como se hincha el hígado de un pato. hasta que no da más de sí. con saña. quizá deseamos que explote. o que pase algo. maquillaje y pose. y todo va bien. piel acartonada. cuerpo rígido. y en la boca, la lengua se queja. porque la boca está llena de trapo. y algo pasa. seguramente. debe estar a la vista. por miedo a ver, hace años que tenemos cerrados los ojos. huele a plástico quemado y a trapo nuestro aliento, si es que nos queda aliento. y el aliento del otro, de los otros, de aquellos que se hacinan a tu lado es de plástico y de trapo y sabe a metal y apunta claramente al cielo de la boca. y se oye un percutor. ya no sé, ya no puedo saber si oigo un disparo.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
En automático. Me da pie nrq.