martes, 6 de octubre de 2009

La falta de costumbre

El cansancio y los gritos en falsete
no rompen la garganta ni la voz
no se escuchan, porque son de trapo
porque son los gritos que no dimos
los gritos que no di
los que me gustaría haber dado

Ahora sé a quién gritar
sé hacia dónde
y grito contra pero no me nace
grito a, grito hacia y no se oye
y paro, porque fatiga la voz y la cabeza
andarse gritando para nada

saber que no convence
saber que no juega el grito su papel.

Ya termina el tiempo de gritar
y ahora empieza el tiempo de decir
yo tomaría la palabra, si me dejan
pero ahora, ahora sí,
se me quiebran la voz y la garganta.

8 comentarios:

Clara dijo...

Cuidate la voz... La echaríamos de menos si la pierdes

La cónica dijo...

Me la cuido, me la cuido. Alguna palabra más alta que otra en clase, alguna pataleta, alguna canción mientras preparo la cena, pero me la cuido.

Un beso, guapa. Cuídate tú también. Cuidaos vosotros.

chucho dijo...

saber que no juega el grito su papel, precioso, pero hace que uno piense ¿tiene el grito algún papel? Porque, de tenerlo, y no siendo desahogarse, lo cumplen mejor otros medios, más eficazmente y con menos coste, y reservas la voz para cuando de veras sirva.

Orologiaio dijo...

Voces francas, voces de una pieza...

La cónica dijo...

Es ridículo, cuando gritas y te das cuenta, al mismo tiempo de que no es más que un gesto bochornoso. Escondes la cabeza y a seguir.

Voces quietas, voces en sus marcas, voces listas, voces ¡ya!

Lalaith dijo...

"Stop whispering... start shouting".

De tanto leer sobre gritos se me vino a la cabeza.

La cónica dijo...

Esto sería the other way round, justamente. Gracias por la canción, Lalaith, no me había fijado en la letra...

And my mother said let me spit on you son some more... uf!

una vida lo que un sol dijo...

Un grito.
Puede tener su papel o ser totalmente vacuo.
Mejor las palabras, La.
Pienso.
Me ha gustado mucho.
Beso.