miércoles, 28 de octubre de 2009

Alcalá, 32 18h00

Una tabla de frecuencias es una hoja de cálculo que se puede completar a mano. Las utilizamos en la ESO para calcular parámetros estadísticos. Basta con que suene eso: Estadística. En la ESO, lo que se ve de Estadística es cómo elaborar (con regla y compás) algunos gráficos y el modo ancestral de calcular artesanalmente la media y la desviación típica. Somos artesanos.

Dice Carlos que Wang no debería estar en su clase. Wang es sólo uno de los dos alumnos que no entienden una frase completa en una clase de 27. Es lo que se llama en Estadística un valor atípico. Tengo esperanzas con él en la elaboración repetitiva y automática de tablas de frecuencias, porque una vez que sabes las columnas que tienen que multiplicarse, las casillas son más rápidas de rellenar, con mucho, que las de un sudoku. Nombro las columnas con sus letras y señalo las casillas manuscritas en tiza, arcaicas, con las manos abiertas. Las multiplico con los brazos y muevo el tronco, buscando el asentimiento de Wang. Pero Wang dice que no con la cabeza.
Pienso que el entrenamiento con las tablas puede ayudar a Wang en algún trabajo minucioso, como el de relojero. Un trabajo de chinos, supongo.

Dice Carlos que Wang no debería estar en su clase. En casi todas las asignaturas, Wang estira el brazo izquierdo y apoya la cabeza sobre él. A veces, se duerme. Carlos no sabe cómo ayudarle, aunque se sienta a su lado, porque Wang no entiende nada. No debería estar aquí, dice. Hablando, coincidimos en que lo que Wang necesita es aprender castellano. Existe un programa, el del Aula de Enlace, que permite a los alumnos extranjeros que no hablan castellano hacer un curso de lengua y cultura durante las horas de clase por un período de 6 a 9 meses. Para Wang, el curso no fue suficiente. Quizá nosotros, y Carlos está de acuerdo, también necesitaríamos más de nueve meses para hablar chino. Deberían dejarle estar más tiempo en el Aula de Enlace, dice Carlos.

Dice Carlos, también, que aunque Wang fuera español, él cree que no pondría ningún interés en estudiar. Yo no lo sé.

Lo que Carlos no sabe, porque yo no se lo he dicho, porque me autocensuro, supongo, es que este curso se han cerrado 50 Aulas de Enlace en 50 institutos y colegios de la Comunidad de Madrid. No sabe que quizá cierren la nuestra, porque aunque el curso está empezado, las siguen cerrando. Dice la Comunidad de Madrid que con la crisis no llega el aluvión de alumnos extranjeros de otros años. Que el recurso sobra. A mí me parece que se debería utilizar en un marco más amplio, porque el hecho es que Wang no entiende, es uno de los dos alumnos entre veintisiete que no entiende nada. Estadísticamente, un valor atípico que no es digno de tener en cuenta. Pero es que, aunque sea de Matemáticas, mi cabeza no piensa en términos de Estadística.

Por eso voy mañana a una concentración por la Enseñanza Pública. Alcalá, 32. 18h00

5 comentarios:

Orologiaio dijo...

Y harás bien, sin duda.
Por la calidad de la enseñanza.
Porque todos tenemos a una educación, independientemente de nuestra procedencia o competencia lingüística.

una vida lo que un sol dijo...

Carlos dice que Wang no debería estar en su clase, Esperancita, que, a diferencia de La cónica, sí piensas en estadística.

Un beso La!

La cónica dijo...

He hecho bien, pero no hemos sido suficientes. Sospechamos que no nos van a escuchar, pero es necesario que, al menos, nos oigan.

Carlos (este también) ha perdido la esperanza con Wang. Es triste, verlo desencantado ya con sólo 14 años. Los voy a sentar juntos todo el trimestre, ya te contaré.

Kaos Baggins dijo...

si me aceptas el consejo, en este post te equivocas, demasiadas veces

no creo en los martires, si en la lucha, pero si esa lucha, aunque asista la razon, en perjudicial para la salud, no es una lucha que merezca la pena
lo siento, no creo en los martires, y si creo que deberias ceder el testigo de ciertas luchas

y en cuanto a sentarlos juntos..... podria funcionar, podria...
tambien podrias perder a uno por el otro
es loable, pero debes estar atenta, el riesgo de perder a uno por el otro, es que ademas es contagioso, y suele ser mayor que el beneficio a obtener

y eso no es una suposicion, ni una afirmacion gratuita, yo fui al que sentaron con el wang de turno, y no funciona

quizas hoy este pesimsita, pero no lo creo, me levante sonriendo, y aun asi me parecen dos equivocaciones, y graves

La cónica dijo...

no debes preocuparte, Kaos. no voy a morir en estas guerras. ni llevo la bandera ni voy armada. pero la situación está ahí, y cerrar los ojos no es evitarla, sólo es tomar otra postura. o no voy a las asambleas ya o no hablo. pero a las concentraciones sí que voy, mientras veo que no me van mal. no está bien dejarse la salud y hay que ceder el testigo, pero me corre la sangre por las venas, aunque no la quiera derramar.

en cuanto a carlos y wang, no los he sentado juntos, al final. pero wang sigue a la deriva. solo y al final. lo cambio con un compañero cada día. carlos me pareció buena opción en principio, porque era consciente del problema de wang, pero si no los senté juntos al final fue porque carlos, con wang, ya había tirado la toalla. sólo por eso.

si además de no poder enterarse le queda sólo sentarse en la última fila y solo, me parece que algo estamos haciendo mal con wang. quizá la escuela es su única oportunidad de tratar con chicos de su edad, y si hasta eso se lo hacemos difícil...

los consejos se aceptan siempre, kaos. pero no actuar es una forma de actuar, de tomar partido, y no siempre es la mejor, creo yo.

un beso