domingo, 29 de noviembre de 2009

Mi plan era rendirme y tú lo sabes
navegar en un cesto a la deriva
o cavar la fosa y enterrarme dentro
mi plan era ceder.

Tu plan era inmolarte por los otros
sufrir galeras con la cara alta
tu plan era de héroe de leyenda
de sacrificio ritual.

Dices que he echado en este tiempo
aliento a aceituna con anchoa
que te gusta el vinagre en la ensalada
que prefieres cerezas para el postre.

Me alegra en este tiempo
que andemos cada uno por su lado
tú ya no sabes enarbolar banderas
yo no me dejo querer en el sofá.

8 comentarios:

Duenda. dijo...

ni siquiera puedo darle la vuelta a tu poema, como hacíamos algunas veces.

besos.
d.

La cónica dijo...

espero que se pase, la crisis creativa. por cómo escribes, últimamente, yo diría que tienes gripe A, cualquier cosa, menos crisis creativa.

tengo desbloqueadores, si quieres te mando alguno.

besos, guapa.

Orologiaio dijo...

Cada uno en su casa y Dios en la de todos, que decía mi abuela.

winsiss dijo...

Nunca sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos y una vez perdido que deficil resulta recuperarlo...

besos guapa!!

Chucho dijo...

Me he quedado rendido en el primer párrafo, en el primer verso, siempre doy un respingo cuando interpelas al lector.

El sofá no debería compartirse, recuperar luego su autonomía no es nada fácil...

La cónica dijo...

Cada uno en su cama y dos en la de todos, le decía yo a un amigo hace poco...

A veces pasan años hasta que nos damos cuenta, pero ¿a ti no te pasa? cuanto más consciente soy de lo perdido, menos ganas de volver atrás...

Chucho, el primer verso tiene la culpa de todo el poema. Surgió como una cantinela, en el tren, mientras iba leyendo. Mi plan era rendirme y tú lo sabes, dos veces, cinco veces, muchas veces, y pensé que tenía que seguir. A mí también me inquietan algunos textos cuando me tratan de tú.

Clara dijo...

en mi cama dormimos 3...

La cónica dijo...

Clara, mi refrán es refrito de pacotilla de la sabiduría popular. Donde dije dos digo dos o más. Caben tres estupendamente, claro que sí.

Besos para ti y para los otros dos.