domingo, 8 de noviembre de 2009

800 metros espalda (II)

Dice el marido de MariPaz que ella lleva demasiado tiempo rumiando las mismas ideas. Dice que debería deshacerse de todo pensamiento que lleve en su cabeza más de siete años porque se le va a apolillar el cerebro. No hay sitio para el aire fresco en una mente que es un armario oscuro, dice. A su modo de ver, MariPaz conserva todo tipo de ideas caducas en un entorno húmedo y tenebroso, como si fueran hongos cultivados. Cambio de temporada, MariPaz. Suelta de vez en cuando alguna perla. La propia MariPaz no sabe qué perlas hay en su cabeza. No es cosa de no querer lucirlas. Te huelen las frases a huesos rancios,dice él. Es nauseabundo verte decir palabras de esparto. Resuenan en mi cabeza como una letanía insoportable. MariPaz lo mira pero no se concentra. Intenta enfrentarse con una mirada fresca a la situación. Va tomando forma una perla en la cuenca de sus ojos: Él no me trata bien. Pero también en su cabeza resuena una idea de trapo como resuena un mantra: Peroyocreoquemequiere, peroyocreoquemequiere, peroyocreoquemequiere.

5 comentarios:

Nieves Santolalla dijo...

Lo ves amor: eres cucaracha cienxcien. Alma de cucaracha, corazon de cucuaracha y vida de cucuaracha. Te expresas y vives como una cucaracha, MariPaz. No se a que viene creerte una persona en el fondo. La ventaja de ser cucaracha es que solo te pueden pisar una vez. A los humanos varias. Y siempre estan preparados para el proximo pisoton, preparados para aguantar el dolor. Las cuquis sabemos que esa vida es una mierda pero algunos la prefieren. Oye que si no te viene bien lo de irme contigo ya me busco otra cosa. Total yo no necesito que me quieran solo que me adopten por un tiempo.

winsis dijo...

"peroyocreoquemequiere" eso es lo que se graban a fuego las mujeres maltratadas.


Fantastica Maripaz!!!

MariPaz dijo...

Nieves, en mi casa tienen cabida todo tipo de animalitos. Cuquis no hay, que se sepa. Así que serás bienvenida. Te dejaré entreabierto el cubo de residuos orgánicos, pero el frigorífico, Nieves, ni tocarlo. A ver si te vas a colar por el agujerito de desagüe para descongelarlo y la armamos.

Yo sé que todo indica que soy una cucaracha. Pero es que yo no quiero ser una cucaracha, quiero ser MariPaz Rodríguez y no entiendo por qué tiene que ser todo tan difícil.

La cónica dijo...

Me llaman la atención esas verdades que llegan a serlo por repetición o a las que nos aferramos a base de decirlas. Son irracionales. Supongo que nos dan seguridad, cuando somos frágiles. Supongo que sirven para sobrevivir. Para malvivir. Como en las situaciones de maltrato, sí.

Besos, Winsis.

Pejooe dijo...

Me encanta leerte en prosa.

(algún día sucumbiré al verso, lo sé)