viernes, 24 de julio de 2009

El tráfico fluido de las horas

Fue la camisa limpia tendida al viento,
ondeando en la cuerda,
la caricia del sol en la nuca,
el surco dibujado a lápiz en el aire,
la canica rodando huida de un bolsillo,
el instante que sucede a otro instante sin empujar
los dedos dentro de otra mano
la carcajada en el seno de otra risa.

Ayer y hoy y toda la semana
una luz nítida y apetecible
envuelve el espacio geométrico del día
en un dejarse llevar, una hermosura.

12 comentarios:

La cónica dijo...

ayer y hoy y toda la semana me suena mucho a Ángel González. igual le he robado el verso.

Chucho dijo...

¿El viento sopla a favor?
Se disfruta muucho más cuando previamente se ha tenido en contra.
Una delicia.

Nacho Palomar dijo...

fantástico poema Cónica!

¡quién pudiera!

abrazos&besos

una vida lo que un sol dijo...

muy lindo La!

me hace acordar a las tardes de verano en la mancha manchega, no sé... el patio de mis abuelos.
los minutos me miraban sin empujar.

besos.

La cónica dijo...

sopla a favor, chucho, sí, clara y suavemente. y no había caído en eso: este sabor tan rico a lo mejor se disfruta más por eso. gracias!

bueno, bueno, bueno... tú puedes, nacho, he visto que escribes poemas, tú también

eso es... aunque yo con la mancha manchega no puedo. me pesan el sol a plomo y los vencejos. me pesa la maledicencia y me resisto a ir, ya lo sabes.

facebook no quiere sólo nombre ni sólo apellido así que para aparecer la cónica opté por eso: nombre, la. apellido, cónica. me río cada vez que me llamas la. no lo dejes.

besos.

la.

Jose Miguel dijo...

Con su permiso le robo las imágenes para que me acompañen en el sueño de una noche de verano. Frescas, con luz.
gracias por alegrarme la noche!

La cónica dijo...

encantada, Jose Miguel, de poner escenario al sueño de una noche de verano.

saludos

Anónimo dijo...

Donde estas?

Claudia

La cónica dijo...

aquí, curiosamente

una vida lo que un sol dijo...

un viaje en cercanías con amigos, y el mar y la luz de Sorolla.
^_^

sin reglas dijo...

la camisa, el sol, la canica...

esa parte es buena, pero:

los dedos dentro de otra mano y la risa, eso se acerca a la plenitud.

¡¡una semana!!

no me extraña que te dejaras llevar.

Orologiaio dijo...

Pequeñas perlas de cotidianeidad... o no.