martes, 5 de mayo de 2009

Somos unos privilegiados

yo también fui al monte, aunque encontré una senda desde la que no se veía ni un cable de la luz ni una carretera. y sólo se escuchaban pájaros. pájaros y el aliento de tres (íbamos tres) subiendo. pájaros y el cencerro de un burro que nos seguía. pájaros porque no sé sus nombres, porque no los distingo. pájaros y el rumor del río. bajamos al río que tenía unas piedras grandes, lisas, suaves. alguna se bañó, sin reparos por el agua helada. cada cual buscó su piedra y nos tumbamos. nos dormimos o no, no sé decirte. pasaron tantas cosas por delante de mis ojos. dice, la que llevaba reloj, que fueron diez minutos, como mucho…

garganta de los infiernos, ruta desde el centro de interpretación de Jerte. marcada en azul. no perdáis las marcas, que es fácil perderse, nos dijeron. pero no nos perdimos.

_____________________________________________________________________________

Leí la entrada Arriba de Chucho y en vez de dejarle un comentario, le conté una ruta por el Jerte, del sábado pasado. Una belleza.

10 comentarios:

una vida lo que un sol dijo...

Al final, el sol brilló y los pájaros cantaron.

yeah!

besos y besos!

La cónica dijo...

el sol brilló y los pájaros cantaron, al final. pero J se tuvo que marchar, por eso sólo fuimos 3.

Orologiaio dijo...

Ay, los cerezos y las cerezas...

Chucho dijo...

Hace poco acompañé a un amiguete (también senderista, o como se diga) a que se comprara un libro sobre rutas y precisamente me habló del Valle del Jerte. Caminar no me convence mucho pero la bici sí, así que lo mismo coincidimos por algún lado :)

La cónica dijo...

ay, sí! los que cuidan los cerezos y recogen las cerezas, cómo son? cereceros y cereceras?

chucho, si tú vas en bici y yo andando espero que no coincidamos de frente, porque llevo las de perder.

por otro lado, no soy buena fisonomista, así que si nos tropezamos y quieres que conste, tendrás que saludar tú.

La cónica dijo...

conoces la bici crítica, chucho?

Clara dijo...

somos unos privilegiados, cuando me encuentro a un peatón con la bici me bajo o freno muchísimo y la Criticona ha sido una pasada. Me voy a la cama a celebrarlo, que como se ve en el gráfico necesito descansar para decir cosas coherentes.

La cónica dijo...

clarita, cuando vas conmigo, te bajas de la bici y caminas a mi lado. y te vuelves peatón, de repente, con posibilidades de ciclista, en todo momento.

curso de cocina el lunes: pásame apuntes o ponme deberes. tráete la bici, claro. ya sabes que en mi casa, aunque lo tenga que compartir con la tabla de planchar, tu bici siempre tiene su rinconcito.

un beso

La cónica dijo...

by the way, mañana paro.

juan dijo...

Que sitio más bonito. No me lo esperaba y aluciné cuando lo visité.