viernes, 12 de diciembre de 2008

Psycho therapy

De bachillerato. Las notas son muy bajas. Intento leer y desentrañar lo que los alumnos han querido decir. El razonamiento oculto, que no han sabido escribir, que no les ha llevado a la solución correcta de los problemas. Cojo el examen de Jane. Ha escrito dos folios. Voy trazando líneas firmes, rectas, a mano alzada, con el bolígrafo verde. Están en todos los ejercicios menos en uno. Ahí le pregunto por la incógnita con un interrogante. Escribe mal las fórmulas, no sabe utilizar las propiedades de los logaritmos, por ejemplo. Como casi todos. Nada que destacar. Bueno, sí. Me ha escrito un comentario al final del examen: "Sé que todo lo que he echo está mal, pero es que no entiendo nada. Lo empiezo a hacer pero no sé hacerlo". Con el bolígrafo verde, pongo la hache que falta, sumo las decimillas y en el recuadro escribo un 1,1.

Entonces empieza el sonido de disparos.
_____________________________________________________________________________________
Este texto está recogido en Canciones en Braille, una experiencia de creación colectiva ideada, editada y en resumen posible por Mercedes Díaz Villarías. Gracias, Eme.

7 comentarios:

Clifor dijo...

Y me parece brutal.
Enhorabuena.

koldo dijo...

La enseñanza viene enferma.
Los resultados nos esperan, no, están ya aquí.
Me ha encantado la entrada.

Clara dijo...

Ummm, me suena demasiado. Algún curso saldrá mejor, no?

Roberto dijo...

Tiene que ser duro a veces...pero sigue al pié del cañon, en la lucha, por que vales...

me gustó mucho el final,. el ruido de disparos..

La cónica dijo...

gracias, clif.

ya están aquí, koldo. me alegra que os guste la entrada.
clara, igual te suena porque lo leíste en el rincón de la pizarra, aquel blog que cerré. es del final de curso 06/07. tienes una memoria prodigiosa. eme lo vio y se lo llevó a las ceb.

roberto, la entrada es toda mía menos el ruido de disparos, que es de eme. y el nombre de jane, que quizá sea de clifor, o de eme, ya no sé qué es de quién.

Chucho dijo...

La última frase me descolocó (aunque creo que ahora se usa más el verbo deslocalizar), pero al volver a leerlo me ha parecido que lo que hace es volverse contra todo lo anterior y engullirlo.

Curioso que lo primero en desaparecer sean los detalles ("las decimillas", muy tierno).

La cónica dijo...

Eso es: todo lo anterior carece de importancia. Bien dicho, bien visto, como tú lo haces. Las decimillas, sí :) otra cosa no hay, a veces, para sumar, y hasta corregir se hace con cariño...