miércoles, 17 de diciembre de 2008

En casa de la cónica



Una fiesta se hace
con tres personas
una canta, otra baila
y la otra toca.

Ya me olvidaba
de los que dicen ¡ole!
y tocan las palmas

M. Machado








Ayer fue un día duro de trabajo, con sesiones de evaluación por la tarde, Fue martes también, y llegué al taller cuando quedaban cinco minutos. Era la despedida antes de vacaciones. Yo misma había liado a Jesús para que se llevara la guitarra y todos leyeron textos que escogieron para la ocasión. MJ llevó sus cuadernos. Un lujo. Pero yo llegué tarde. Quedaban cinco minutos y sólo llevaba un cuaderno con mezcla de borradores de reuniones con padres y versos escritos en el metro. Pero leí lo último que había escrito. Y Jesús me acompañó a la guitarra. MJ leyó sus Deseos y hubo una canción de Pablo Guerrero. Y un hombre que miraba a los ojos.

Esto hay que repetirlo, decían todos. La próxima en mi casa, dije yo. Entre la re-presentación de Hank Over, reunión de escritores marginales, y el experimento, entre eso y que últimamente no invito a amigos a casa. Y que estoy de vacaciones dentro de nada, entre eso y que apetece, a mí al menos, lo dicho: la próxima, en mi casa.

El martes 23, a partir de las 18:00, hasta hora indefinida. Entrada libre. Segundo sin ascensor. Estáis todos invitados. Guitarras bienvenidas y acompañantes también. Se puede venir con o sin texto de regalo. Se puede venir a estar también. Se puede no venir.

Para más detalles, escribidme al correo.

Un abrazo

11 comentarios:

Lalaith dijo...

Yo si puedo, me apunto. Creo que sí podré, un rato. Pero seré de las que vayan "a estar", aviso.

Si quieres, puedo hacer trufas. Y llevarlas.

Un beso.

La cónica dijo...

Sí, quiero. No te digo más. Haz por poder, sólo. Un beso!

Anonymous dijo...

Cuandooooooo?

Yo quiero ir...

Un beso,
claudia

koldo dijo...

Umm, qué bien suena!!!

La cónica dijo...

Claudia, no sabes la alegría que me das! :)

Koldo, si te animas, aquí estaremos.

Os doy dirección y tlf por correo.

Chucho dijo...

El reloj es tuyo? Un amigo tiene en su salón uno idéntico, si fuera de ikea tendría un pase, pero lo compró en una tienduca de Navacerrada.

El experimento tiene una pinta excelente, de todas formas creo que lo mío es la gaseosa :P

La cónica dijo...

El reloj es mío, Chucho. Regalo de mi hermano pequeño. Lo vio y dijo: este pa' la cónica.

Si es por la gaseosa, brindamos con gaseosa. La casera, si hace falta. Si cambias de idea, avisa y te doy las coordenadas.

Besos

una vida lo que un sol dijo...

uy
ese reloj me suenaa, :P

quizá me apunte tb el martes, que hace un montón que no te veo. Yo puedo llevar un bizcocho o rosquillas, vale?

asi que si puedo, nos vemos!

muuas!

La cónica dijo...

Sabía yo que te iba a sonar... Tengo muchas ganas de verte, guapa. A ti. Porque el bizcocho, ya sabes tú lo que pasa con él: visto y no visto.

Un beso!!!

Duenda. dijo...

jo, me habría encantado.
un abrazo.
qué tal lisboa?

d.

La cónica dijo...

A mí también me habría encantado, Duenda. Lisboa genial. Mucha luz, mucha agua, limpieza mental y estampas inolvidables grabadas en la memoria.

Besos