domingo, 16 de noviembre de 2008

El cielo a punto de romper

La paloma no me ve, sus ojitos se camuflan con el gris del cielo a punto de romper.

Svor, en su blog Cuadernos de bitácora

Aunque me empeño

en apuntalarlo tecleando,

el cielo sigue a punto de romper.


Yo lo sé

y me calzo las ojeras

y el ceño fruncido

y el cansancio

y la mirada de invierno.


Intento sujetarlo

pero amenaza

y grita y rompe. La rotura

diluye el ruido del tráfico.


Una paloma sin ojeras ni cansancio

se sacude las plumas y vuela. Yo,

con los dedos grises confirmo (15:30)

que deseo abandonar

esta pecera de cristales sucios

y respirar el agua de ahí afuera.


Pantallazo azul y luego negro.

Gabardina y me voy

a la intemperie del cielo roto

y la tierra magullada,

al abrigo de tus manos grandes,

revueltas con las mías

que forjan otro cielo otra vez frágil,

otra vez de incierto porvenir.


Una suerte de horizonte se aprecia.

Por un instante, se atenúan mis ojeras

y se me borran todas las arrugas.

Por un instante sólo.

_________________________________________________________________

Svor me dio pie esta vez con otro texto precioso, Miércoles de frío y budget.

No perdáis oportunidad de leer su blog. Está plagadito de pequeñas joyas. Es capaz de fotografiar muchos momentos con palabras. Me encanta.


16 comentarios:

koldo dijo...

La mirada de invierno es tan fría, la pobre, que no sirve para apuntalar. Aprovecha que todavía estamos en otoño, mujer.
Un abrazo

La cónica dijo...

Aprovecho, aprovecho.

Kaos Baggins dijo...

aunque el ciel este roto, mientras no se caiga sbre nuestras cabezas, es mejor ver el horizonte sin el marco de las ventanas

como tu dices, mejor que el negro suceda al azul, y de alli a la puerta

abrigarse si, fruncir el ceño no

la calle tiene mucho que ofrecer para observarlo con el ceño fruncido, que asi no se aprecian los detalles, ni en invierno

La cónica dijo...

Estar fuera de la oficina es un anticeñofruncido estupendo.

Ver el horizonte sin el marco de las ventanas... buena imagen, sí.

Roberto dijo...

versos deliciosos cónicas...

he descubierto a un poeta argentino fantástico, Franciso Urondo, seguro que le conoces, pero si no te le recomiendo...

un beso

Chucho dijo...

Creo que apenas distingo ya otoño de invierno, un texto como éste me valdrá de octubre a mayo. El segundo párrafo es la verdad, y lo demás una lucha perdida de antemano.

Te haré caso (cómo no), visitaré a Svor.

una vida lo que un sol dijo...

y cómo suena el cielo a punto de romper, La Cónica?

a cristal empañado...

yo no lo sé pero el poema es muy chulo.

besos!

Cable Hogue dijo...

He estado dándole vueltas a este poema,lo he leído varias veces, y he pensado en cómo podría decirte que me gusta y, sobre todo, por qué me gusta. Y como tantas otras veces, no sé qué decir. Sólo que hay versos en el él que transmiten mucho y que, con tu permiso, lo copio en mi carpeta de preferidos, para acordarme de vez en cuando de ese cielo roto, y de cómo te calzas las ojeras y el ceño fruncido.

La cónica dijo...

Roberto, si tú lo recomiendas, seguro que me gusta :)

Un poema de entretiempo, de fondo de armario, vaya. Te vas a alegrar de conocer a Svor.

Una vida lo que un sol, suena como un rugido que se oye por dentro, un temblor en el esternón, un peso insoportable. Antes de aplastar a nadie el cielo rompe y todo empieza, supongo, de nuevo.

Cable, encantada de que lo tengas en tu carpeta. Me alegra que te hayan llegado algunos versos. De eso se trata, de que lleguen.

Besos!

Svor dijo...

Cónica... no me esperaba nada de esto. Gracias porque tus letras se han convertido a tiempo en besos de 30°C en un invierno que se adelantó sin avisos.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Yo, como devoto de la poesía de Svor, agradezco tu homenaje y me enrolo para siempre en tu propia poesía.

Besos
REL

(Francisco Paco Urondo fue un poeta -y periodista- de valor supremo. La dictadura militar que sufrió Argentina en los '70s, lo secuestró y paso a engrosar la lista de 30 mil desaparecidos. Decidor.blogspot, de mi compañero y amigo Rubén Derlis. dedicá sus post a poetas que sufrieron el mismo destiuno cruel en mi país.

Abrazos, amiga.
REL

lo secuestró

La cónica dijo...

Svor, prácticamente todo lo que escribes me despierta las ganas de escribir. Abres el tarro de las esencias y las dejas ahí, a mi alcance. Al alcance de todos. Empecé a escribir en tu caja de comentarios y no pude parar. He disfrutado escribiendo con tus palabras. Me alegra que te suene a beso cálido. Y que lleguen voces de amigos a tu blog.

Un abrazo

La cónica dijo...

Roberto, soy devota yo también de la poesía de Svor. Sospecho que también leeré con gusto a Urondo y a los poetas de decidores.blogspot.com, y a ti. Será despacio. A cucharadas. Porque no sé leer de otra manera.

Gracias por venir.

La cónica dijo...

lo leo y creo que le sobra la última estrofa, ¿qué pensáis?

Clara dijo...

Desde luego la última estrofa te saca de las imágenes anteriores, pero a mi no me molesta, es como que cuando se cierra una puerta se abre una ventana.

La cónica dijo...

sí, puede ser...
lo que me sacaba de lugar era lo de por un instante sólo... me parece un tono ahí duro que igual sobraba...

Gracias, Clarita.

Pensé que habías comentado el último, en que la última línea también saca de las imágenes anteriores... :)