martes, 20 de abril de 2010

Pretexto

La madre del cansancio
se fue de vacaciones
pero el cansancio no.

El cansancio trabaja
te dobla el espinazo
te llena de ceniza
la cabeza.

El cansancio no duerme.
El cansancio te dibuja
ojeras pardas
piel verde pergamino
cielo de tierra, luna sin luz.

El cansancio subraya
las llamadas perdidas
y todas las palabras
que no me oirás decir.

La soledad.

El cansancio
te estudia y te conoce.
El cansancio te abraza.
El cansancio, no yo.

9 comentarios:

gaia56 dijo...

"El cansancio te abraza"...
no te suelta, te arrulla, te incita, te revuelve, ronrronea, vuelve y vuelve, no te libera.
Una dosis de primavera puede ser la causa?.
Un beso

Orologiaio dijo...

Descansa, mujer.

La cónica dijo...

astenia primaveral? no lo había pensado. me gustan estos verbos en voz activa del cansancio. ¡gracias!

tranquilo, que yo descanso.

Clara dijo...

Me alegra oir que descansarás. Te llamo luego si encuentro el hueco

Delgaducho dijo...

El cansacio que aún intangible pesa toneladas, que se aferra y se mezcla con el alma, aliado indiscutible de la rutina y la desgana.

La cónica dijo...

mmm... Clarita, no estoy cansada, no te preocupes. no paro, eso no. esta tarde: cercanías, garcía de paredes, luego lope de vega: la doctrina del shock con vino español y cañas de rigor... buena manera de descansar, vaya... un beso, linda

Delgaducho, esto que dices no lo había pensado yo. o igual sí, pero no había encontrado las palabras... ¡gracias!

Creo que le falta un hervor al poema. La idea que había detrás no asoma. La primera persona se queja del cansancio de la segunda, celosa del cansancio que posee al otro, casi. Hasta de la madre que parió al cansancio se acuerda. No sabe bien si el cansancio es cansancio o un pretexto, sólo.

En fin, igual cambiando el título, qué sé yo...

chucho dijo...

¿Le falta un hervor? No sé...

Si el cansancio es cansancio o un pretexto... A mi los dos últimos versos El cansancio te abraza. El cansancio, no yo. me parecieron la llave con que volver a la primera línea e interpretarlo todo de nuevo con una miajita de rencor y luego, claro, el poema entero me parece un reproche, un "no te creo" que describe un disfraz.

Es brillante, y variado: espinazo ceniza y cabeza suenan casi como una canción, y lo del cielo y la luna... en fin, como dice Pejooe alguna vez, da ganas de escribir.

Puede que esta lectura mía sea un disparate, pero para mi como lector es mucho más divertido que lo dejes abierto a sentidos variados antes que encontrarme algo diáfano, aunque esa sea tu intención.

Ale, buen fin de semana.

chucho dijo...

Menudo ladrillo, ahora que veo el comentario publicado :S

La cónica dijo...

de ladrillo nada, Ch. ale, muchas gracias!

un beso