martes, 13 de abril de 2010

LUZ

Para I, también conocida como Luz.


Dibujas claridades
en el ojo
de muchas cerraduras
y las puertas se abren, Luz
las puertas se abren.

Acércate despacio, Luz
para que vea,
recórtame las sombras
del camino.

Te llamas Luz y prendes luz
en los colores
te llamas Luz y luces
en el polvo de hadas
te llamas Luz y enseñas
al que llega
la sonrisa en los ojos
la flor papel de seda
el corazón abierto
las palabras sencillas
mano, luz, madre, tierra.

No temo que me ciegues, Luz
cuando te vea
ni que me parta el rayo, Luz
ni que te apagues.
Tampoco temo la noche negra.
Luna sin luz, tierra sin horizonte.

4 comentarios:

gaia56 dijo...

¡Ay que logrado el poema, qué versos tan preciosos!
"Acercate despacio, Luz"
"No temo que me ciegues, Luz" (...)
Un beso.

Orologiaio dijo...

Conmovedor y vibrante, como de costumbre.

Un beso luminiscente, cónica.

Delgaducho dijo...

Luz solo, Luz todo...

La cónica dijo...

gracias, Gaia!

besos de luz, Orologiaio, me gusta eso.

Luz ahora y aquí, Luz morena de sombras
pálida tu mirada, Luz, delgada línea, frontera entre el vacío y yo, barrera franqueable... Esto me gusta, Delgaducho, que después de escribir me provoquen más versos.

Besos a todos!