lunes, 14 de julio de 2008

Hambre


Si estuviéramos dispuestos
a repartir lo que hay
entre los que somos

si estuviéramos dispuestos
acabarían esta desesperación
y el grito de tanta hambre
y los círculos de buitres alrededor

ocurre
simplemente
que no estamos dispuestos.

___________________________________________________________

Me dan pie Una vida lo que un sol y una conversación con J. Y las noticias, cada dia.

10 comentarios:

Anonymous dijo...

¿Sed de justicia? Supongo. Yo doy esas noticias. Pido perdón.

Claudia

una vida lo que un sol dijo...

los ojos de estos niños siempre se clavan en el corazón
sus miradas...
pero el corazón a veces padece amnesia o cicatriza demasiado pronto...
será por eso que no estamos dispuestos.

Duenda. dijo...

No. Es peor. No es que no estemos dispuestos. Es que se nos pasa el tiempo disponiéndonos para. Pero nada.

Un beso.
d.

Carivan dijo...

Quizas queremos caminar grandes pasos y llegar a ellos pero no vamos a lograrlo hasta mitigar la hambre interna de los que nos rodean. Una sonrisa, un abrazo... seria un comienzo.

Roberto dijo...

No puedo aguantar las miradas de esos niños..me es imposible...no tengo "porques"

Beatrix Kidoo dijo...

de boquilla todos queremos pero la verdad es que es muy chungo renunciar a todo lo que tenemos.. ni siquiera yo se si estaría dispuesta.. ni siquiera sé si serviría para algo estarlo..

es jodidamente complicadao..

besonrisa

Pejooe dijo...

Más bien estamos indispuestos, o nos lo hacemos que es peor...

A los que digan que lo difícil es empezar, habría que decirles que por el principio, por el primer paso, por el gesto más pequeño, ese que se ofrece al que uno tiene al lado y que ignora sistemáticamente.

(Palabras de un indispuesto intermitente)

Elios dijo...

Pero la cuestión es... ¿os imaginais calmando y haciendo sonreir las miradas hambrientas de esos niños? Seriamente me planteo cambiar de vida cuando lo pienso...

Claro, que mientras que sí y mientras que no, pues marcamos nuestro 0.7% para fines sociales, apadrinamos algún niño, colaboramos con alguna ONG (de fiar a ser posible)... pero el tiempo pasa y las cosas siguen igual.

Un saludo, ¡también fue buena idea visitarte!

La mirada del mono dorado dijo...

los que pueden hacer algo no lo hacen.

La gente de a pie, esta muy ocupada y preocupada con que este llena su nevera y cómo pagar el alquiler.

ya no somos sociedad ni raza, estamos demasiado individualizados. Para ver, en general. Para ver el mundo.

La cónica dijo...

Yo pido también perdón, Claudia, por la parte que me toca.

Cicatriza demasiado pronto, eso será, Una vida lo que un sol. Es una herida profunda, el corazón lo sabe, pero nosotros no lo sabemos...

No estamos dispuestos, Duenda. Quien quiera repartir lo suyo con otro que levante la mano. Igual me equivoco.

Carivan totalmente de acuerdo, es algo que hay que hacer. Pero en el hambre, las cuentas no salen.

Roberto, duelen. Lo que se suele hacer, y alivia un poco, es mirar para otro lado.

Beatrix Kidoo!!!, que alegría volver a saber de ti. Sería estar dispuestos + saber cómo hacerlo = muuuuy difícil, aunque es un problema que merecería la pena plantearse...

Pejooe, ¿indispuesto intermitente? hambre hay en todas partes, es verdad. Pero de esta no hay que olvidarse.

Elios, debe tener una gran recompensa. Pero lo del 0,7 y apadrinameientos me parece buena cosa.

El mono dorado , creo que yo algo puedo hacer y hago muy poco, aunque tenga que hacer cuentas muchas veces a final de mes. ¿En qué nos hemos convertido, ahora que está desapareciendo la tribu?