lunes, 19 de mayo de 2008

Un día de pesca

El barbo soñó -los peces sueñan-
tus dedos en el cebo.

El río rompía la mañana.

El barbo miró -los peces miran-
el anzuelo radiante
el temblor del sedal.

Se rasgó su boca de un tajo
arrastró la caña
resistió el tirón
saltó a la orilla
y entró -triunfal- al cesto.

Y dejó de ser pez
-como tú querías-
y sólo fue ya
pescado.
_____________________________________________________________
He vuelto al título original que tenía el ejercicio del taller: un día de pesca. Escrito a partir de los versos (rotos) de mis compañeros y rompiendo los míos

6 comentarios:

una vida lo que un sol dijo...

pobre barbo...
es triste la historia, pero me encanta como está contada, La cónica.
Los peces sueñan...
Los peces miran...
aunque luego se conviertan en pescado.

¿estás pensando en hacerte vegetariana?

muuas!

Chucho dijo...

El río rompiendo la mañana es muy bello, pero la boca rasgada es demasiado doloroso.

En cualquier caso es la metáfora perfecta del noviazgo y boda de un amigo el año pasado.

Roberto dijo...

"El río rompía la mañana"...ese verso por sí solo es puro terciopelo. Me ha encantado.

un beso

Anonymous dijo...

Plas, plas, plas profe!

Claudia

koldo dijo...

queríamos ir a nadar por la noche al río
habíamos quedado a la tarde, cerca del cruce donde se bifurca el camino que va al instituto y el del río, era el mejor lugar para todos
queríamos ir a nadar por la noche al río
a mí me gustaba mucho la hermana de paul, el irlandés que había venido ese año al pueblo
queríamos ir a nadar por la noche al río
no pescamos nada, encendimos hogueras, algunos bebieron demasiado, yo no quise, prefería mantenerme cerca de shiobhan, que así se llamaba
no pescamos nada, pero de aquella noche nació un motor para contar cuentos que aún me acompaña
paul y su hermana se volvieron a irlanda ese mismo año, por navidad
seguimos escribiéndonos algún tiempo
y luego, perdimos el contacto como se pierde el agua del río entre las rocas
hoy he vuelto al río
alguien me ha dicho que ella ha muerto, en un accidente de coche
hoy he vuelto al río, y he llorado por ella, y por mí, y por lo que pudo haber sido y nunca fue, y por lo que fue y me hizo tan feliz, aquella noche de verano, que queríamos ir a nadar al río
(apuntándome al ejercicio del taller)

La cónica dijo...

vegetariana no, una vida lo que un sol, pero me gustan los peces en el río

chucho, blanco y radiante está el hielo en la caja

roberto, la rompía, sí, aparentemente sin violencia...

claudia, ¡gracias! no nos mires, únete. cuando la situación es grave, hay que dar la alarma desde donde sea... no me gustaría convertir este espacio en un editor de panfletos, pero dar enlaces a webs donde informarse y donde decir me parecía lo mínimo...

koldo!, no sabes lo que me alegra que escribas en mi casa. Es un privilegio. Si te parece, llevo tu poema el martes al taller.

Recuerdos de lo que fue y de lo que no fue y de lo que pudo ser y del agua que se pierde...me gusta pensar que no se pierde, que sólo se escapa