miércoles, 28 de mayo de 2008

Receta (sin premio)

BERENJENA
(GRATINADA CON TOQUE A MIEL MUY LIGERO)
PARA TOMAR EN LA CENA
(PARA QUITARSE EL SOMBRERO)

aunque no es fundamental
siempre es aconsejable
un motivo ornamental
que desde la mesa hable
de una ocasión especial,

pongo por caso, un sombrero

sombrero sobre mantel
para acompañar al vino
que juegue al tute con él
y le ponga un toque fino
a la uva cencibel

no escatimar en detalles

mieentas coge la textura
la carne para el relleno
a fuego lento en la olla

llore con mucha ternura,
con lágrimas sin veneno
cuando pique la cebolla

ponga música de fondo
caliente la berenjena
en el horno a medio gas

vacíela en plato hondo
verá cómo queda buena
si le pone algo de jazz

y busque el momento justo

antes del chisporroteo
del relleno que crepita
ponga miel, ajo y pimiento

y muévalo hasta el mareo
con cuchara en la marmita
sin pausar el movimiento

paciencia y saber estar

espere mientras se atusa
el pelo de la cabeza
que cocinar no es excusa
para olvidar la belleza

y gratinar solamente
cuando venga el comensal
serán sólo diez minutos

espero que condimente
la espera con poca sal
no sean ustedes tan brutos

que se olviden de la cena
que estando la mesa puesta
el horno huele que apesta
y adiós a la berenjena
____________________________________________

Este año, la feria del libro de Fuenlabrada tiene por lema Gastronomía y literatura. Y han convocado un concurso de recetas rimadas. La mía era ésta. Pero tendríais que probar la tortilla de Rufino, el revuelto de ideas de Enrique, la receta para los días tristes de Pilar y por supuesto, el potaje de Eugenio. Para chuparse los dedos. A la sazón, debidamente galardonadas. Esta cocina está creando escuela. El taller, digo.

8 comentarios:

Roberto dijo...

Pero que hambre!!!estaría genial hacer un libro de recetas poéticas...Todo es proponerlo!

A mi la rima se me atraganta, eres una poeta versátil...

buen día!

La cónica dijo...

No sé si un librito de recetas poéticas, pero alguna proposición poética me ronda por la cabeza.

A mí también se me atraganta la rima, pero eran las reglas del juego. Y jugar es divertido.

Salud y buenos alimentos!

Lalaith dijo...

Al final me quedé con mi receta rimada en la mano, pero casi mejor porque me parecía un poco tonta.

Saludos.

una vida lo que un sol dijo...

muy bonita La cónica...

a mí me gustan los versos sin rima,
pero hay versos sin rima
tan elaborados
muy dentro de la cocina
que a la mesa no llegan.

Este poema es rimado, fresco, suelto y muy bien requetebien aliñado.

Preciosa receta.

La cónica dijo...

Lalaith, mejor que hubieras echado un poco de carne en el asador, que nos has dejado sin comer.

Una vida lo que un sol, deliciosos tus versos, siempre. ¿No te acuerdas de la berenjena aquella, churrascada y gloriosa? Antuán me la recuerda alguna vez...

No he comido aún, y como siga aquí, se me pasa el arroz

Besos

Chucho dijo...

Qué bueno por favor (todo, la idea y la ejecución, si parece que hasta aquí llega el olor), creo que así puede que me comiera la berenjena, que nunca me gustó.
El final es tremendo.
¿Y de postre?

Anonymous dijo...

Esto es haute cuisine...La rima? algo que nunca seré capaz de servir en mi Almuerzo. Menos mal que tenemos este restaurante para degustar otros platos.

Original propuesta. Su taller pinta bien.

Claudia

La cónica dijo...

Chucho, me alegra que te guste esta berenjena. Hay que comer de todo. El final fue que se quemó, pero la cena fue memorable.

De postre, a lo mejor se te ocurre algo que traer.

El taller siempre me da ganas de escribir, Claudia. MJ siempre anda a vueltas con los ejercicios para que sean retos, o juegos. Para invitar a escribir.