miércoles, 12 de marzo de 2008

VEDA

El invierno da los últimos coletazos, y estos días tengo la necesidad de rehacer todo. O casi todo. Así empezó la soledad en quiebra, como un punto de partida. Como un hito en el camino. Pero me quedo sin poemas. Los versos cada vez son más cortos y a las palabras, por más o menos que digan, casi no les doy aire para respirar. Quisiera tener palabras que dibujaran. Que hicieran perceptible lo sutil, que descubrieran la poesía que esconden tantos momentos de lo cotidiano, que se van tantas veces sin ser vistos y sin dejar huella. Por eso no escribo historias. (Por eso y porque no sé). Porque persigo mariposas. Pero estoy cansada. Las mariposas rara vez se dejan ver. A veces encuentro una, como el que encuentra una flor en el asfalto, y no la sé decir. No la sé enseñar. La belleza se consume maquillada en versos crípticos algunas veces, y no persigo el desconcierto. Sólo persigo mariposas. Pero estoy cansada. Las mariposas rara vez se dejan ver. Decía que quería escribir, hablar para decir, cuando abría este espacio. Aún creo que tengo mucho que decir. O que pensar en palabras. No quiero ser entomóloga. No quiero cazar mis mariposas, disecarlas, pincharlas en un alfiler y colocarlas en mi colección. Quiero dibujar mariposas vivas. Con forma y con fondo. Mariposas de colores con realidad al fondo. Una de mariposas de colores con realidad en el fondo, por favor.

En cualquier caso, empieza la primavera. Y la veda. Con cazamariposas pero sin alfiler.

11 comentarios:

Kaos Baggins dijo...

el estado de animo no es algo estatico, sino que vive, como nosotros mismos, y no es bueno forzarlo

un blog, como cualquier medio de expresion no debe estancarse en lo dio a luz, o sera artificial, sino que debe fluir, como cuando se habla

sabes que siempre he defendido que las palabras no las escribimos, sino que ya estan alli, en el papel, en la pantalla, y nosotros somos sus instrumentos para ser visibles

si las fuerzas a que digan lo que tu pretendias, sonaran huecas, el parto sera mas dificil

Bea dijo...

Yo sé que tienes preparado el cazamariposas y que vas a encontrar muchas, sobre todo ahora que ya va llegando la primavera. Ánimoooo!
Besos

La cónica dijo...

Kaos, los estados de ánimo no son estáticos, lo sé muy bien. Pero si se les deja en estado salvaje, pueden esclavizarnos. Y eso no. El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie. El realista ajusta las velas , decía un tal William George Ward...
Tampoco pienso ser esclava de mis palabras. Quiero que sean ellas mi instrumento, y no al revés, aunque estoy dispuesta a consensuarlo con ellas...

En medio de tanta crispación política, espero poder vivir en paz con mis palabras. Sin forzarlas y sin que me fuercen. Sin que me invadan y sin que me abandonen. Ellas su espacio. Yo, mi espacio. Y si es posible, gobernar la nave yo, aunque necesite de sus apoyos.
Sólo es estrenar una legislatura nueva. Sigo mandando yo, pero quiero que haya cambios, y los quiero por escrito. En lo que hay por escribir....

Perdona la verborrea...

Bea, las mariposas están por todas partes. Sólo es cuestión de ponerse los ojos de ver. De encontrar el ángulo adecuado, y de mirar. Besos

Chucho dijo...

Me sigue pareciendo que toda esta renovación de intenciones genera demasiada tensión, al menos al leerlo.
Has escrito dos veces que estás cansada: quizás deberías intentar relajarte y disfrutar de la primavera, en el momento menos pensado se te acercará por si sola la mariposa que buscas.
O quizás no.

La cónica dijo...

Chucho, no hay dos sin tres: estoy cansada. Un análisis certero, el tuyo. Te tomo la palabra. Me voy de vacaciones (a primera hora de la mañana, eso sí), pienso desconectar y recargar pilas. Y sospecho que habrá mariposas.

Duenda. dijo...

Espero que tu viaje haya sido, por lo menos, tan maravilloso como el mío. Por cierto: me he comprado un cazamariposas. Pero todavía no han llegado.

Un abrazo, Laco.
d.

Duenda. dijo...

estoy coleccionando gusanos de seda, laco. a ver qué pasa.

cariños.
d.

Cable Hogue dijo...

Las palabras siempre, al menos para mí, son difíciles de manejar, ¿cómo dejarlas libres y expresarlas al mismo tiempo?

Me ha gustado mucho este blog, is no te importa, te añadiré a mis links.

txe dijo...

toda una declaracion de principios.

no se raje,

vuelva al principio

no?

besos

Sasian dijo...

lo peor de manejarse con el lenguaje es el malentendido. Nunca soy capaz de poner en palabras todo lo que siento y eso en ocasiones produce malestar.
Yo intento encontrar antes que buscar. Pero no siempre lo consigo.

Un abrazo y gracias por tu visita y comentario.

Svor dijo...

No se... a mi me has hecho verlas.
un saludo grande