sábado, 24 de noviembre de 2007

Del taller

Vayan como propuestas, por si queréis recogerlas. MJ nos ha propuesto en las últimas semanas, entre otras muchas cosas, escribir un poema ordenado, describir una palabra a través de un personaje (en mi caso la palabra era ausencia, pero había alegría, soledad, miedo, sed, entusiasmo...), en el tercero que escribo sólo nos dio el título: "Preguntas para el alma"

------------------------------------------o----------------------------------------------
POEMA ORDENADO (FIBONACCI)

Uno.
Singular masculino,
indefinido numeral. Yo.
Tú lejos de todas partes
lejos de aquí, tú.

Una.
Femenino singular
numeral indefinido.
Profundidad única
y cercana. Sí.

Dos.
Ojos que no miran
que se distraen
en el hueco del ascensor.

Tres.
Motivos posibles.

Cinco. Minutos interminables.
Ocho tal vez.
Trece palabras en el contestador.
Veintiún años. Varón.
Complexión media.
Treinta y cuatro faltan en el frasco.
Dosis letal. Cincuenta y cinco.
Ochenta y nueve. Ciento
cuarenta y cuatro. Doscientos
treinta y tres trescientos
setenta y siete, seiscientos diez, novecientos ochenta
y siete. Dos mil quinientos ochenta y cuatro.
Vértigo. La eternidad
no llega.

--------------------------------------------o-------------------------------------------
AUSENCIA

Cada día se acerca
Daniel a la ventana del colegio.
1,30 x 0,95.

Cada día se acerca
con las manoplas puestas
a eso de la una
y espera una media
de siete minutos.

Cada día aparece entre los árboles
su padre. En el tumulto
Daniel lo encuentra siempre.

Hoy no.
Son ya las cuatro menos cuarto.
No ha querido comer,
aún lleva las manoplas.
Entre los árboles
no hay niños ni padres
no hay horizonte.
Niebla sólo.
Niebla y nadie.
La nariz pegada al cristal,
Daniel espera.

----------------------------------------------o--------------------------------------------
PREGUNTAS PARA EL ALMA

Hablé contigo tanto tanto tanto
que me quedé sin voz.

Tanto tanto tanto creciste
que me negabas el cuerpo y las ideas.

Marcaré la distancia.
Entenderás o no, pero bien sabes
que ya no voy a preguntarte nada.

17 comentarios:

Bea dijo...

Orden desordenado, ausencia llena, sacarlo del alma.
Me ha encantado.
Besos

Lalaith dijo...

Yo prefiero escribir sin pautas, sin un orden impuesto, sin títulos ajenos. No soy carne de taller. Soy un lápiz libre.

una vida lo que un sol dijo...

Las manoplas verdes en la ventana de un niño que espera...
Una fotografía de otoño. O de invierno, no sé.
Besos.

Svor dijo...

Hola Conica, tanto tiempo.
Disfrute mucho lo que escribiste.
A ver si puedo ponerme al dia...Lo dudo, pero lo voy a intentar.
Besos
Gracias por estar

Clara dijo...

Ummm, la verdad es que os porponen ejercicios interesantes en el taller. Y con buenos resultados. Seguid en ello!

Duenda. dijo...

¿y los números que faltan? dile a daniel que se vaya a casa: su madre ha hecho tarta de moras para merendar. el último poema... duele. ¿dónde están las tiritas?

beso azul.
d.

mer dijo...

Mil gracias por la visita, cuando todo esto haya terminado y esté por fin instalada (el mes que viene? el año que viene??), ya colgaré fotillos para que quien quiera haga, por lo menos, una "visita virtual"... voy a tener tantas ganas de enseñarla y de invitar a gente a tomar cafés, o a hablar... Tomo nota de lo del papel higiénico ;)
Me ha gustado mucho lo que escribes, de verdad, espero pasarme por aquí de vez en cuando. Un beso

La cónica dijo...

Bea, me alegra que te gusten las propuestas. ¿Por qué no escribes algo al hilo?

Lalaith, a veces el papel pautado y las propuestas invitan y ayudan a escribir, pero no obligan a nada. Bien por ti si no las necesitas, pero a mí me vienen bien. A pesar de guardar las distancias con el alma, soy algo más que carne, aunque sea carne de taller.

Una vida lo que un sol, verdes. No sabía que eran verdes. El aliento en la ventana. No sé cuál es la estación, pero el aire es gris.

¡Svor!me alegra verte por aquí. Mucho, mucho, de verdad. Nos vemos por tu rincón. Un beso.

En ello seguimos, Clara, en ello seguimos. Mañana hay más.

Duenda, no falta ningún número...
Quiero decir, la sucesión continúa, pero el primero es el uno, el segundo es el uno, el tercero es el dos, y siguen el tres, el cinco, el ocho, el trece, el veintiuno...faltan los de después, claro, pero no puedo escribirlos todos.
Daniel necesita que alguien vaya a recogerle. Es demasiado pequeño. El último poema es un dolor, sí. Tiritas, dices. Uf. Cuarenta y tres puntos de sutura, infecciones, qué sé yo.

Besos.

La cónica dijo...

Mer, bienvenida. Una de las cosas mejores de tener casa es que vengan los amigos. La mía es destartalada y caótica, pero cuando vienen, es la más acogedora del mundo.

Kaos Baggins dijo...

me gustan, me gustan, y conociendo lo que me gusta andar recogiendo guantes, tomare las propuestas

lo bueno de las ideas es que son flexibles, elasticas, y una palabra puede siginificar cosas distintas para cada uno que la escuche, como una propuesta, que puede resultar en textos totalmente distintos

Horus dijo...

El "Fibonacci" esta genial...

Horus dijo...

y... aunque uno ya no haga preguntas... siempre pudo haber habido respuestas

La cónica dijo...

Kaos Baggins, estoy deseando que recojas el guante. Por eso colgué los ejercicios, lo que más me gusta del taller, es que se trata de pequeños retos y también que cada uno los resuelve de manera muy distinta. A veces de forma elegante, a veces como se puede.

Horus, me alegra que te guste Fibonacci, yo preferiría que estuviera vivo, pero ya ves. Ya escuché las respuestas del alma. Ya escuché demasiadas. Que guarde silencio y yo no le guardaré rencor.

Jesús dijo...

Y... sí, ya me había parecido notar que "phi" estaba escondida en alguna parte en tus poesías.

Qué desagravio, el mío, siempre vuelvo más veces de las que me marcho (¿?). Un abrazo!

La cónica dijo...

Cómo me alegro de que pases por aquí, A.. Me alegro de que reconozcas a phi. Bienvenido hoy y todos los días que vuelvas. Estás en tu casa. Besos

Alnitak dijo...

A mi me gustan estos retos porque no sólo te ayudan a escribir sino te retan, cada juego, cada propuesta es un reto, es algo que tienes que lograr, es algo a lo que debes darle tu estilo y tu pluma. Escribir lo que a uno le apetece o le nace siempre es mucho más facil.
Pero tú has pasado los retos con creces, los tres poemas son brillantes. Felicidades!!

La niña del agujero en el corazón dijo...

Me ha encantado

Está fenomenal tu blog

Enhorabuena