jueves, 25 de octubre de 2007

¡A la hoguera con ellas!


El 9 de octubre, en uno de los primeros ejercicios del taller de este año, nos proponía MJ salvar palabras de un naufragio. Una cada uno. Sobrevivieron

luciérnaga/posible/sutil/
abecedario/Cuenca/
hola/soñar/money/gato/
siete/agua/tú/limpieza/
música/amor/S.O.S/comer

Pido palabras para quemar. Por inflamables, por brujas. Valen de plástico o de cualquier materia. Valen adverbios que merezcan ser echados al fuego, por si arden. Con alegato de culpabilidad o sin juicio previo. También vale salvar alguna de la hoguera, si se quiere, o incluso calcinar alguna de las indultadas más arriba. También sólo si prenden o dan calor, que octubre se está poniendo frío.

23 comentarios:

Clifor dijo...

Quememos "hombre" y construyamos la igualdad desde cero. Quememos "al hombre" y volvamos a la inquisición, ahora que se está poniendo de moda en literatura y cine.

Lalaith dijo...

No entiendo eso de salvar palabras de un naufragio. ¿Es que hay palabras navegando a la deriva con riesgo de ahogarse y morir? Ni siquiera sabía que las palabras tuvieran vida: son sólo palabras. Tampoco entiendo por qué hay que quemar algunas. En mi opinión, todas son necesarias. Hasta las más crueles, en algún momento.

chucho dijo...

Hace unas semanas dio a luz una amiga y después cuando fuimos a visitarla nos contó cómo había ido el parto.

Propongo para quemar "desgarro".

Kaos Baggins dijo...

elijo salvar "juguete"
prendo fuego al "olvido"

sospecho que no tengo cerillas suficientes para quemar todo lo que me gustaria, ni alforjas para la salvación de aquellas palabras que lo merecen

Marcos dijo...

Si salvas "money", a mi me gustaría quemar "dinero"... a condición de poder quedarme con las vueltas... para poder montar una buena hoguera donde quemar "opulencia".

© Claudia, la chef dijo...

Si quemamos SOS quemaríamos al pirómano...

Charly dijo...

Yo voy a quemar "money" y "S.O.S".

Y a clifor.

Es que noviembre se nos está poniendo aún más fresquito.

Bea dijo...

Yo propongo salvar "ilusión" y quemar "decepción", aunque se podrían quemar miles!

Besos, me gusta eso de salvar palabras de un naufragio.

629 dijo...

Sabes cual salvé. Adios es la que quemo. La que quemarás tu por mi.

Sito dijo...

Me gustaría hacer una gran hoguera con la palabra "Soledad" para contemplarla agarradito del "respeto", la "comprensión", "solidaridad" y la "Tolerancia"

Por cierto y a modo de Post Data!

Me gusta tu rinconcito, ya tienes un enlace que se lo merece por si solo.

Un abrazo

Clara dijo...

A riesgo de herir susceptibilidades, quiero quemar la palabra "dios", especialmente cuanndo se usa con mayúsculas

Ada dijo...

Ninguna palabra se puede quemar, una vez que se conoce no se olvida. Para hacerla desaparecer tendríamos que quemar la memoria y quizá también la conciencia. Las palabras al igual que los libros, como dice Manuel Rivas en su última novela, arden mal.

txe dijo...

¿cuenca?

quemad cuenca!

La cónica dijo...

GRACIAS a todos por entrar en el juego, en especial a los que os pasais por primera vez. Algo tendremos que hacer con tantas palabras quemadas. Algo se está cociendo, espero que huela bien.

Clifor: Quememos el papel aunque tenga palabras. Quememos la paja y los sarmientos. Quememos la madera. Que el hombre tiene frío, pero controla el fuego.

Marta, sólo es una metáfora, claro. Pero sí. Hay palabras a punto de morir, a la deriva por el desuso o desgastadas, sin sentido ya. Una puñalada trapera, una traición, un desengaño son palabras vivas. Te pellizcan y duelen.

Chucho, me parece bien la idea, quemar no sólo "desgarro", sino "el desgarro", que no quede nada de él.

Kaos, piensa en un diccionario de palabras a quemar y palabras a cuidar. Juguete y olvido me sirven para un poema. El olvido arde mal, y algunas veces, los juguetes se olvidan.

Marcos, la vuelta entonces en billetes pequeños, que dan llamas verdes y prenden bien.

Claudia, verdaderamente, como tú dices, el pirómano iría a la hoguera con ellas... ¿no hay rehabilitación posible? ¿no hay auxilio para otros?

Charly, entiendo que quemes dos palabras, que el dinero no pueda huir pidiendo ayuda. Pero no nos quememos entre nosotros, bastante quema la vida.

Bea!Apuntadas las palabras. Los aviones queman miles, digo millas, y distancias. Verás qué pronto pasa.

629, sé cuál salvaste. Reservemos adiós como último cartucho, para quemarla cuando no quede más que quemar.

Sito, la soledad me va a pedir hoja de reclamaciones. Con razón, aquí la rompemos primero y ahora quemamos las astillas. Yo prefiero quemarla cogida de un brazo, sin palabras. Bienvenido.

Clara, ya sabes tú que dios se está volviendo ceniza por estos lares. Quememos dios y todos sus complementos. En nombre de dios se hace cada cosa...

Ada, las palabras arden por todas partes. En las gargantas y en los pechos, y en los dedos. Arden en las pintadas. Arden cuando se dicen y cuando no. Arden.

Txe ¿Cuenca patrimonio de la humanidad? ¿Cuenca única? Diga lo que diga la UNESCO, quememos Cuenca. Let's burn down the town.

Lalaith dijo...

¿Quién es "Marta"?

Bea dijo...

Cuenca? Cuál salvó 629? Marta?
Jajaaja!
Me está gustando este post mucho más ;)
Besos

La cónica dijo...

Lalaith, siempre confundo los nombres, perdona. Me recuerdas a Marta, no sé por qué.

Bea, Cuenca es única, merece no sólo sobrevivir a un naufragio, sino también una excursión. 629 no salvó Marta, salvó otra palabra que te dirá pronto. Y no es libélula. Ya no te digo más. Te mando besos por vía aérea, calculo que te llegan en menos de 24 horas.

Lalaith dijo...

Jajajajajajaja.

Anonymous dijo...

Estimada inventora (y destructora) de palabras: Si hay auxilio para otros, pero si desaparece la petición de auxilio, nadie necesitaría pedirlo. (Me fui por el lado más romántico)
Nunca quememos la palabra.
Claudia

La cónica dijo...

;) Lalaith

Claudia, auxiliar está bien. Mesa auxiliar, auxiliar de vuelo y verbos auxiliares, en tantas lenguas. Que las palabras nos suban la temperatura. Si para decir tienen que arder, que ardan. Que hasta las cenizas sopladas en el aire signifiquen algo.

Alnitak dijo...

Salvemos la palabra "mirada" y el "amor" y "sexo" que están comenzando a perder su sentido por eso de la humedad.

Quememos "orgullo" y "aparentar" que los tiempos no están para dejar pasar la vida entre estas palabras.

Anonymous dijo...

A riesgo de caerte mal, yo quemaría la palabra "soledad".

Jorge

La cónica dijo...

Jorge, si eres uno de mis Jorges conocidos, no tienes ningún riesgo de caerme mal. En cualquier caso, tú quemas la soledad, yo la declaro en suspensión de pagos. Tiene los días contados, claramente.