sábado, 28 de julio de 2007

Que pase el siguiente

-Doctor, noto un cosquilleo en la garganta. A veces, hiperventilo. Últimamente se imponen la angustia y los ahogos en vinagre...

-Abra la boca y diga ¡ah! Muy bien, veamos.

Tiene usted unas palabras atascadas en la laringe. Tendré que hacerle una laringoestroboscopia. No le dolerá.

Muy bien, veamos.

Las palabras más tercas forman un micronódulo en el tercio anterior de la cuerda vocal derecha. Hay predominio de pronombres y verbos. Podríamos recurrir a la cirugía, pero la mucosa que recubre las cuerdas sería más delgada, y dejaría las cuerdas más vulnerables a nuevas palabras enquistadas.

No necesitaremos extirparlas si sigue fielmente el tratamiento: Lo primero, hidratación. Lo segundo, musculación. Las palabras están enquistadas, si fortalecemos las cuerdas y conseguimos lubricar las articulaciones de bilabiales e interdentales, tendremos mucho ganado. El resto corre de su cuenta. Trate de pronunciarlas. Busque la primera oportunidad en que sean inteligibles y dígalas.

-¿Y no será más fácil tragármelas?
-Seré sincero. Están en un estado deplorable. Los lexemas están en descomposición . Por ingesta podrían provocar úlceras, espasmos, o algo peor. Se le podría encajar la mandíbula. En algunos casos se han observado alopecia y protuberancias en la vesícula biliar.

-¿Y si las dejamos estar?
-El nódulo crecerá. Al principio, no le importará hablar sin artículos. Incluso notará agilidad cuando se deshaga de adjetivos y adverbios. Pero hablar sin sustantivos y verbos le abocará a las interjecciones. Después, sólo la onomatopeya de una sirena de ambulancia. Lo he visto muchas veces.

12 comentarios:

Lalaith dijo...

Pues yo creo que a veces es mejor tragárselas.

Bea dijo...

Me parece muy bien que salgan todas para fuera... siempre que vengan acompañadas de respeto, no hay problema!
Yo también te echo de menos, La Cónica, espero volver pronto (y verte pronto)
Tu post me viene como anillo al dedo, acabo de llegar del médico con una fiebre y un virus maldito.
Parece que ya baja.
Besitos, grandes y limpios de virus.

Kaos Baggins dijo...

creo que siempre se pude pedir una segunda opinion
que la laringoestroboscopia tiene un periodo de rehabilitacion muy largo
y si se extirpan el post-operatorio puede ser traumatico registrandose muchos casos de efectos secundarios

en las clinicas mas experimentales estan probando con tecnicas de efecto reflejo, como cuando empezaron con la acupuntura y los masajes en los pies

y es que si en los pies estan todas las partes del cuerpo reflejadas, casi todas las expresiones se reflejan en las manos y en otras partes de la boca

esas palabras no deben ser utilizadas a la ligera, pues su enquistamiento puede provocar incomodidades al ser expulsadas, sino que se deben integrar en otras formas artisticas

quizas un tratamiento de grupo entre esas palabras las de un sentido abstracto que las limpie y llenas de bifidus y cosas de esas se puedan integrar en un texto, en un dibujo, o incluso en una receta de cocina

que a veces los verbos toman formas delo mas peculiar

en cualquier caso, los doctores recomiendan revisiones periodicas y tratamientos poco agresivos, tratando de relajarse y de no preocuparse de nada de lo que no se tenga el control para solucionar
(si ese quiste de palabras expresivas se siente en el momento adecuado tomara forma solo seguro)

Charly dijo...

.. ¿y eso pasa en todos los idiomas?

La cónica dijo...

Lalaith, sin duda es lo más discreto, pero los ardores son terribles.

Bea, que salgan, que salgan. Antes de que salgan envenenadas. Me alegra que estés un poquito mejor. Ya va quedando menos para vernos, donde sea, pero queda menos.

Kaos Baggins, mi médico también aconseja desestimar el quirófano. Verterlas en una receta de cocina parece una solución muy buena. Igual se pueden usar en repostería, porque algunas son dulces. Y otras amargas, como el buen chocolate.

Si el paciente es un worrier como yo, lo lleva claro para dejar de preocuparse. Siempre encontrará una excusa.

Besos.

Charly, Sie schpricht vier Sprachen aber sie schweigt die vier (Habla cuatro idiomas pero se calla los cuatro), me dijeron una vez. Me temo que ocurre en todos los idiomas, sí. Bienvenido.

La cónica dijo...

spricht, quise decir

Charly dijo...

Merde... je croyais que je pourrais aller me réfugier de ce malaise chez une autre langue.

Anyway, if that's how the cookie crumbles, let's be careful and take precautions then...

Bueno, en fin, Serafín, que no es el fin del mundo (ni corre más el galgo que el mastín).

chucho dijo...

Los efectos pueden ser funestos, desde luego, pero ¿qué hay de las causas? ¿por qué todas esas palabras, y las que están por venir, quedaron ahí? ¿era mejor eso que soltarlas?

(me ha gustado, si lo hubieras escrito en tercera persona casi parecería Saramago)

629 dijo...

Este, aún con todo lo trágico que resulta, me parece mejor médico. Al menos los consejos parecen más razonados y razonables.

Duenda. dijo...

Tragar a veces perjudica seriamente.

d.

Jesús dijo...

Me encanta, de verdad. Me he reido un montón. Aquello de "Busque la primera oportunidad en que sean inteligibles y dígalas" me parece absolutamente genial.
Un saludo virtual!

La cónica dijo...

Charly, c'est imposible de se cacher. La malaise est là et on peut pas l'éviter. Il y a des médecins, bien sûr. Ils peuvent nous aider, des fois.

The best way to avoid the situation is not to let it happen. And say the words before they accumulate unspoken.

En fin, Serafín, más corre el galgo que el mastín.
Y si el camino es largo, más corre el mastín que el galgo.

Besos políglotas.

Chucho, das en el clavo. Hay que atender a las causas. Mejor hubiera sido decirlas en su momento. Ahora saben a rancias y a enlatadas. Y temo que al decirlas, huelan. Gracias por lo del cambio a tercera persona. Lo haré en mi cuaderno, a ver qué tal suena.

Besos. Desde la raíz.

629, poco puedo disimular mi preferencia por uno de los médicos. Quise decir con un post: ni caso al médico. Y con el otro: atiende a los consejos del doctor.

Besos sin prescripción médica.

Duenda, perjudica muy seriamente.

Besos sin espinas.

A., me alegra que te haya gustado. Me divertí escribiéndolo. Besos reales.