viernes, 30 de marzo de 2007

El profesional

En el sótano guardo muchas botas, rotas por el uso. Los futbolistas más insignes del Barça y otros menos recordados las han calzado.

No soy un aficionado. Soy un profesional. He trabajado en el club del 75 al 92. Además de auxiliar de material, he cumplido todas las funciones de un buen utillero: diplomático, discreto, confidente, cómplice, mano izquierda...

Entiéndanme bien: jugadores y técnicos me han respetado. Soy un profesional. De cada jugador guardo un par de botas rotas. No es afición. Es previsión. Mi plan de pensiones.

Hoy, fíjense, descubro que soy un sentimental. No soy capaz de venderlas. Las tengo bien emparejadas. A veces, colocadas por orden alfabético. Otras, por temporadas. Otras muchas, hago mi propia convocatoria: las titulares ocupan su lugar en el campo, y las suplentes se alinean, juntas, en el banquillo.

El club no ha sido previsor en cuanto a mi jubilación. Aunque he sido un profesional.

Ahora que todos los jugadores se han retirado, ahora que no perjudicaré a ninguno en su carrera, ahora que veo imposible deshacerme de las botas, he decidido contar las anécdotas, las complicidades, las confidencias.

No es traición, entiéndanme bien. Es necesidad.

13 comentarios:

Kaos Baggins dijo...

que importante es la gente que aporta desde la sombra, en cualquier ambiente

desde luego, me parecia estar viendo la tele, el afable señor tomando un cafe mientras le cuenta al periodista, vendiendo recuerdos, y ademas sin traicionar a quienes le olvidaron por ayudarles en la sombra
si la intencion era transmitir ternura por el, prueba superada

La cónica dijo...

Mmmm... mi intención no era esa, Kaos. Pero quizá el tipo es tierno. O quizá soy tierna yo cuando escribo. Un poco de más, qué se le va a hacer.

txe dijo...

tierno o no tierno, muy chachi!!!! gustar!!!

Nathalie dijo...

bueno, ya le veo yo a este en el tomate o en salsa rosa jejeje.. a mi al final no me ha parecido tierno, si no mas bien que iba a sacar tajada del tema, como un poco vengativo el hombre. de todas formas es curioso como podemos tener distintas versiones de la historia

una vida lo que un sol dijo...

A mí me suena a resentimiento.
Yo no diría que es tierno, Kaos, diría que es irónico. Más bien. La ternura que me inspira a mí tiene más que ver con el anhelo de una vida en la sombra que no fue reconocida a tiempo.
Una colección de botas escondida que reclama ser expuesta y piropeada.
Contradicción.

Kaos Baggins dijo...

jo, ya veo que mis gafas debian estar en otra emisora
pero en fin, yo me imaginaba al tipico abuelete que añora su vieja vida, que ya no puede retomarla, y que para sacarse unos duros contara historietas de abuelo cebolleta, pero asegurandose como el dice de no hacer daño a nadie (que ya podian hacer eso los de verdad)

Lalaith dijo...

Pues yo al leerlo he tenido la misma sensación que Kaos, me he imaginado al pobre abuelete ahí contando con añoranza sus recuerdos... Todo depende del cristal con que se mire (el dicho ra así??), supongo.

Besos!

La cónica dijo...

Txe, mi contenta si tú gustar.

Nathalie, tajada va a sacar seguro, aunque igual se lo merecen, por haberse olvidado de él... Quizá sí tiene su lado tierno y el traicionado es él.

Una vida lo que un sol, resentimiento es una palabra muy dura. ¿No te parece? La ironía y la contradicción siempre campan por la vida. A veces se cuelan en lo que escribimos.

Kaos, no sé si estabas escuchando otra emisora, pero te ha llegado la señal. Con matices que no había visto. Y que me gustan.

Lalaith, nada es verdad ni es mentira, y acaba con "según el cristal con que se mira"... algo hay en medio, pero no sé bien qué. Y tienes mucha razón. Que mire yo las cosas con mis gafas y me parezca verlas claras, no quiere decir que las esté viendo bien.

629 dijo...

Pues yo creo que ama el fútbol. No como los jugadores.

La cónica dijo...

629, no sé si ama el fútbol o sólo es cumplidor en el trabajo. Quizá idealiza. Quizá sea platónico. Besos esféricos.

Alnitak dijo...

Me ha gustado, me ha gustado mucho.

Encantada de pasar por aquí y bienvenida a mi casa.

Saluditos

denke dijo...

mmm... hombre previsor previsor habria sido guardar dos pares, o tres como los buenos coleccionistas.
como sea es bueno pararse a valorar aquello que no vemos.

La cónica dijo...

Alnitak, ponte cómoda. Besos de bienvenida.

Denke, tantas veces asociamos a objetos valores que no se ven... eso los convierte en tesoros, ¿no crees? Un abrazo.