miércoles, 21 de febrero de 2007

My name is Anne (V.O.)

I used to be talkative and cheerful. That was long ago. I´m not anymore. My name is Anne.

Some day I made a decision: I would put the stress on communication. My name is Anne. Ich lernte vier Sprache, um den anderen besser verstehen zu können. Jetzt schweige ich die vier. Mein Name ist Anne. Zuhören und schweigen ist hart, vor allem wenn man doch etwas zu sagen hat. Mein Name ist Anne. Trotzdem versuchte ich es, und endlich erlang es mir. Je m´apelle Anne. Personne ne m´écoutait plus. Personne ne me comprennait plus. Je m´apelle Anne. Al principio sonreía al eschuchar. Me llamo Anne. Dejaron de mirarme cuando hablaban. Me llamo Anne. Dejé de sonreír. My name is Anne. Nobody remembers I´m there. Soy invisible ya. Soy un fantasma. Je m´apelle Anne. I´ve nearly forgotten everything about myself. Das einzige, was ich noch im Kopf habe, ist mein Name. Je dois le oft sagen, sonnst werde ich es vergessen. Für immer. Por eso lo repito. Achtung, je ne sais pas très bien, which language I´m thinking in. C´est, peut être, dangereux. Sí, puede ser. I won´t understand moi même. Niemand wird. Schade. Den roten Faden habe ich verloren.

11 comentarios:

txe dijo...

pero que grande!

Bea dijo...

Ich habe mich genau wie Anne gefühlt. Bien que tu parles quelques langues, tu n'auras pas la compréhension du monde. But one day you find a place in your mind to organise all your languages and thoughts... and everything is fine again. Man kann an etwas mehr als ein Name denken und dann kann man noch strahlen. Superarlo todo. C´est la vie!

La cónica dijo...

Txe, tú sí que eres grande.

Bea, lo entiendes, entonces, si te has sentido como Anne. No es el batiburrillo de lenguas lo que quería expresar, sino la incomunicación, a pesar de que se tengan herramientas, y cómo alguien que las tiene deja de comunicarse hasta el punto de que nadie la llame por su nombre y ella tenga que recordárselo cada dos por tres. Cuando deja de recordar su nombre, pierde la identidad, el hilo y quizá la cordura. (Esto es la versión española, supongo...)

La cónica dijo...

Pazzos, me olvidaba... es una pena que hayas suprimido los comentarios. Los tengo guardados en el correo, de todas formas. Pero si te ha parecido mejor borrarlos, con toda libertad, vamos.

Gracias por pasarte por aquí. Vuelve cuando quieras. Normalmente se sirven poemas en español.

Nathalie dijo...

Qué original, me ha encantado!

un abrazo

La cónica dijo...

Nathalie, me alegro de que te haya gustado. He pasado por tu casa, ha sido un descubrimiento.

y2y dijo...

¡¡¡¡Qué exhibición!!!! Me quito el sombrero virtualmente hablando (fiscamente no que acabo de raparme y la noche está muy fría...). Que pena que la mitad de las cosas no las entienda, pero bueno ya he visto que hay un comentario que lo explica todo. Por aportar algo, (sé que no es obligatorio pero ya que nuestra escritora cada vez menos lacónica nos presenta joyas asi, que menos que corresponderla de algún modo), se me ocurre que si hablar en tres o cuatro lenguas te lleva a la incomunicación, la pérdida de la identidad y de la cordura, tengo que citar al gran Kung Fu, que en el capítulo 621, (creo, disculpadme si la cita no es exacta, me perdí alguno y se me fue la numeración), cuando el Pequeño Saltamentes empezó a hablar sobre quien merecía ser expulsado de Gran Hermano (¿o era de la Casa de tu vida? disculpadme, en ese momento pasó una mosca e intenté cogerla con los palillos), le soltó una colleja (¿o era un capón? disculpadme pero en ese momento hice zapping y me lo perdí) y le dijo: "Hijo mio... lección número 1..., BENDITO SEA EL SILENCIO..."

y2y dijo...

Ah, y bendito sea internet, que permite que podamos read blogs tan maravillosos de Leute como The Conic (y permite también que individuos como mua se explayen with chorradeision varias como la que acabo de colocar). Un saludo y a seguir enjoying the silence, (words like violence, como crashing in, into my little world...)

La cónica dijo...

Y2y, creo que el silencio, si se exagera, puede llevar a la locura. A la incomunicación, seguro. Si no se entiende al otro, mucho menos se le sobreentiende.

Me parece, vaya.

Imagino un mundo sin palabras, pero no quiero vivir en él.

y2y dijo...

¿Un mundo sin palabras? Tampoco sería el mío. ¿Un mundo con demasiadas palabras, muchas de ellas ruido, vacías de significado o pervertidas? Tampoco lo quiero y a veces no puedo evitarlo. Toda la palabrería que usé en anteriores comentarios era un simple maquillaje para una reivindicaciòn hecha en voz muy bajita: redescubramos el silencio. En algún momento del día o de la noche, intentemos escucharnos a nosotros mismos, los temores que hemos intentado ocultar, los deseos que no querríamos confesar, lo que nunca pensamos que estaba ahi... No a la incomunicaciòn, ni siquiera con nosotros mismos... (y dejo ya la filosofía barata por esta vez).

La cónica dijo...

Y2y, veo que te escondes bajo el anonimato y una capa de maquillaje. Te prefiero con la cara lavada. Cuando dices lo que piensas, no lo disfraces de filosofía barata. No te castigues. No te lo mereces.